Noticia

Examinando Problemas de Conducta en la Niñez Media - Influencia de la Asimetría Frontal del EEG, Temperamento y Memoria de Trabajo.

Hace 22 días

News Detail

Este estudio investiga cómo la asimetría frontal del electroencefalograma (EEG) a los 6 años, junto con el temperamento y la memoria de trabajo, influyen en los problemas de conducta a los 9 años en una muestra comunitaria. El objetivo es entender si estos factores neurofisiológicos y cognitivos pueden moderar o predecir problemas de conducta futuros.

Se evaluó a los niños en dos fases de la niñez media. Se utilizaron tareas conductuales para medir la memoria de trabajo y el control de la atención, mientras que los padres completaron cuestionarios sobre la afectividad negativa y problemas de conducta de sus hijos. También se analizó la asimetría frontal del EEG como un posible moderador de estas relaciones.

Resultados Principales:

– Afectividad Negativa: La afectividad negativa a los 6 años fue un predictor consistente de problemas de conducta a los 9 años, independientemente de la asimetría frontal del EEG.

– Control de la Atención y Memoria de Trabajo: Los bajos niveles en estas áreas a los 6 años predijeron más problemas de conducta a los 9 años, particularmente en niños con una asimetría frontal izquierda del EEG más pronunciada, asociada con una mayor motivación de aproximación.

– Asimetría Frontal del EEG: Esta no moduló directamente la relación entre la afectividad negativa y los problemas de conducta, pero sí influyó en cómo el control de la atención y la memoria de trabajo afectan la conducta futura.

El estudio destaca la importancia de evaluar y entender los roles interactivos de factores neurofisiológicos, cognitivos y temperamentales en el desarrollo de problemas de conducta en la niñez. Se sugiere que intervenciones tempranas que mejoren las habilidades de memoria de trabajo y control atencional podrían ser beneficiosas, especialmente para aquellos niños que muestran una asimetría frontal izquierda del EEG. Estos hallazgos abren la puerta a futuras investigaciones, sobre cómo las intervenciones específicas que abordan la memoria de trabajo y el control de la atención, pueden influir en la trayectoria de desarrollo de los niños con predisposiciones neurofisiológicas hacia la conducta problemática.

Fuente: https://link.springer.com/article/10.1007/s10802-024-01191-z

Relacionadas