Noticia

Más enfermeras para garantizar el derecho a la salud mental

Hace 109 días

News Detail

Las enfermeras tienen un papel principal en la prevención, detección y tratamiento de las personas que sufren problemas de salud mental, que afectan o afectarán a una de cada cuatro personas a lo largo de su vida. Los trastornos de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el mundo en 2030, según la OMS. Una de cada cuatro personas tiene o tendrá un trastorno mental a lo largo de su vida. Una realidad que requiere un mayor compromiso de las administraciones públicas; también un refuerzo de las plantillas enfermeras, que atienden y cuidan a las personas con problemas de salud mental.

Más de la mitad de las personas con trastorno mental que necesitan tratamiento no lo reciben, y un porcentaje significativo no recibe el adecuado. El Sindicato SATSE reclama que los servicios de salud cuenten con un mayor número de enfermeras que puedan dar respuesta a la demanda de cuidados especializados en salud mental. Resalta la necesidad de realizar un estudio detallado de las necesidades existentes en cada comunidad autónoma. Insta, además, a que se creen las plazas suficientes de estos profesionales sanitarios especializados.

También trabajan para acabar con la desinformación y los falsos estereotipos. La falta de toma de conciencia sobre la salud mental produce que la sociedad discrimine, rechace o estigmatice a las personas con estos problemas.

En consonancia con la Estrategia de Salud Mental del SNS 2022-2026 del Ministerio de Sanidad, pone el foco en la necesidad de garantizar la continuidad asistencial y de cuidados, ya que muchas personas con problemas de salud mental deben tener atención, cuidados y tratamiento.

Esta estrategia no se ha implementado en base a los objetivos establecidos. Por ello, el Sindicato demanda que las administraciones públicas prioricen la atención a un problema de salud que aún recae en gran parte en la familia. Un 88 por ciento de las labores de atención y apoyo las realizan personas cuidadoras “informales”, según la Confederación Salud Mental España.

También incide en la mayor afectación de los problemas de salud mental en la población de nuestro país a raíz de la pandemia del COVID, como es el caso del suicidio, la ansiedad, la depresión, la baja autoestima, los trastornos de alimentación o las autolesiones, como constatan estudios como el de la Fundación Anar.

Contar con enfermeras y enfermeros especialistas en salud mental suficientes en las unidades de agudos de los hospitales y en los centros de salud es fundamental. Son necesarias en todos los niveles asistenciales y también en los dispositivos preventivos y terapéuticos, como las unidades infanto-juveniles o las unidades de conductas adictivas.

 fuente: https://enfermeriatv.es/es/mas-enfermeras-salud-mental/

Relacionadas