Noticia

Terapia cognitivo-conductual para el trastorno de ansiedad social en personas con trastorno bipolar.

Hace 22 días

News Detail

El trastorno bipolar, afectando entre el 1% y el 2% de la población mundial, se asocia con un pronóstico a menudo complicado por comorbilidades psiquiátricas, como el trastorno de ansiedad social. Este último puede deteriorar significativamente la calidad de vida y el funcionamiento social de los pacientes. Tradicionalmente, la terapia cognitivo-conductual (TCC) ha demostrado ser eficaz para el tratamiento del trastorno de ansiedad social, pero su aplicación en pacientes con trastorno bipolar ha sido limitada debido a la exclusión de estos pacientes en los estudios previos.

Este estudio busca evaluar la aplicabilidad, seguridad y eficacia de la TCC específicamente adaptada para el trastorno de ansiedad social en pacientes con trastorno bipolar durante períodos de eutimia, con el objetivo de proporcionar un tratamiento más integrado y dirigido para esta población.

Se realizó una serie de casos con once participantes diagnosticados con trastorno bipolar I o II y trastorno de ansiedad social. Estos pacientes estaban en estado eutímico y no habían cambiado su medicación en las cuatro semanas anteriores al inicio del estudio. Los participantes asistieron a dieciséis sesiones de TCC distribuidas a lo largo de 20 semanas, seguidas de tres sesiones de seguimiento. La adherencia a las sesiones fue excepcionalmente alta, con un promedio de asistencia del 95%.

Los resultados del estudio fueron prometedores, mostrando una reducción significativa en las puntuaciones medias del Inventario de Fobia Social (SPIN) de los participantes, desde un promedio de 46.5 antes del tratamiento a 19.8 al final del tratamiento, y a 15.8 en la evaluación de seguimiento después de tres meses. Cabe destacar que no se reportaron eventos adversos relacionados con el tratamiento, y la mayoría de los participantes lograron la remisión de los síntomas de ansiedad social al final del seguimiento. La magnitud de la mejora fue comparable con la observada en estudios previos de TCC para el trastorno de ansiedad social en poblaciones sin enfermedades mentales graves.

La TCC adaptada para el trastorno de ansiedad social es una intervención segura y eficaz para pacientes con trastorno bipolar durante períodos de eutimia. Estos hallazgos sugieren que la TCC puede ofrecer una alternativa válida a los tratamientos farmacológicos, que a menudo presentan desafíos como la desestabilización del ánimo o efectos secundarios significativos. Sin embargo, se necesita un ensayo controlado aleatorio para confirmar estos resultados y para explorar más profundamente cómo el tratamiento de la ansiedad social puede influir positivamente en el curso general del trastorno bipolar.

El estudio subraya la importancia de adaptar las intervenciones psicológicas para abordar las necesidades específicas de personas con trastornos del ánimo complejos y comorbilidades. Se destaca la necesidad de integrar tratamientos que consideren tanto la sintomatología maníaca como depresiva y cómo estas pueden influir en la presentación y gestión de la ansiedad social. Además, es crucial que futuras investigaciones continúen evaluando el impacto a largo plazo de la TCC en la funcionalidad y calidad de vida de los pacientes, además de su potencial para reducir la necesidad de medicamentos y mejorar los resultados del tratamiento del trastorno bipolar en general.

fuente original: https://journalbipolardisorders.springeropen.com/

 

Relacionadas